Existen varios materiales para recubrir las sillas gaming y de oficina, las más comunes en las sillas gamer son el poliuretano, la piel sintética y la tela. Algunos gamer prefieren utilizar el poliuretano, aparte que es el más común para este tipo de sillas, siendo un material resistente y duradero. Sin embargo, si bien la tela no es un material muy utilizado en este tipo de productos, este material también aporta características interesantes y algunos beneficios que quizás no ofrezcan las pieles sintéticas ni el poliuretano. Por eso, a continuación hablaremos en este artículo sobre las características de las sillas gaming de tela y por qué algunos las prefieren.

Las sillas gaming de tela son transpirables

Cuando llega el verano y el calor se vuelve insoportable, se convierte en necesidad una silla que esté diseñada con materiales transpirables, aquí es donde la tela se convierte en el mejor aliado. Las sillas gaming de tela son más escasas, pero resultan una muy buena opción porque son transpirables y no acumulan el calor del ambiente más el calor corporal. Esto permite que el sudor sea menor o incluso inexistente en algunos casos. Aun cuando el calor no sea tan intenso, pasar largas horas sentado en una silla de poliuretano o cuero sintético generará calor suficiente como para que la persona sude y resulte incómodo.

Por el contrario, la tela tiene poros que permiten la pequeña liberación del vapor corporal, sumamente útil para estos casos de altas temperaturas o largas horas de uso. Sin embargo, las sillas gaming de tela no son tan comunes como las de poliuretano (PU) o cuero sintético en el mercado.

Las sillas gaming de tela son duraderas

Una de las ventajas de las sillas gaming de tela es que resultan duraderas con el paso del tiempo, ya que es un tipo de material que tiende a no desgastarse tan fácilmente con el roce o el calor. Aunque es cierto que requiere una limpieza más profunda que otros tipos de materiales, las sillas de tela pueden resultar incluso más duraderas y mantener su composición y color a través del tiempo, siempre y cuando se le haga el mantenimiento adecuado y frecuente.

Por supuesto, como todo material, la tela con el tiempo también irá presentando muestras de desgaste, como roturas, decoloración y otras, pero en comparación con otros materiales como el poliuretano o el cuero sintético, la tela es una buena opción en cuanto a durabilidad y resistencia al uso.

Las sillas gaming de tela son más difíciles de limpiar

La tela, a diferencia de los materiales sintéticos, es más absorbente, por lo que tiende a ensuciarse con mucha más facilidad que cualquier otro material. Además, esta misma característica la hace más difícil de limpiar, ya que no basta con pasar algún trapo húmedo o seco que quite la suciedad, sino que habría que aplicar alguna clase de producto químico que quite manchas o simplemente el sucio que la misma tela ha absorbido.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>